La  Nostra Revista                  

Número 9– març  2003                                                                                      1

       

                                                        Associació de Prejubilats i Jubilats de Telefònica a Catalunya

    Apartat de Correus 35 235-08080 Barcelona  Telèfon 608 00 00 00    


Sumari
paginas
Editorials    i  Sumari 1
Gestió amb l'Administació catalana 2
Gestión con Telefónica 3/4
Judici premi 3 mensualitats 4
A Telefónica 5
Al Comité intercentros 6
Retalls de premsa   6
Requerimiento al Mº de Trabajo 7
¿Voluntarios? 8
La opinión del socio 9
Primera reacción al preacuerdo 9
Opinan los otros afectados   10
Colorín colorado 11
Preacuerdo Empresa y Sindicatos 12

 

Con el beneplácito sindical

La reunión solicitada por la Confederación de Asociaciones de Prejubilados y Jubilados al Comité Intercentros para analizar las alternativas a la Empresa Colaboradora, no ha sido concedida, con la excusa, según su presidente, de que el Comité ha sido disuelto con motivo de las próximas elecciones sindicales. El 27 de febrero un gerente Relaciones Laborales comunicó por teléfono al presidente de la Confederación el preacuerdo de Telefónica con UGT y CCOO. Así las cosas, y como el tiempo no lo impidió, el 28 de febrero Telefónica y la Administración echaron el cierre a la Empresa Colaboradora. Y el 27, para mantener las formas, deprisa y corriendo, Telefónica, CCOO y UGT firmaron el preacuerdo del que damos cuenta en este número. ¡Como si la situación los hubiera cogido por sorpresa! Cuando esta revista se haya publicado, los prejubilados, oficialmente, desconocen que ya deberían haberse incorporado al sistema público sanitario, porque la EC ya ha dejado de hacer frente a las prestaciones sustitutorias. Como decíamos en la carta enviada a César Alierta "Esta desconsideración es injustificable y supone una falta de delicadeza y tacto, impensables en nuestra Empresa hace algunos años..."Respecto al preacuerdo firmado, se prorrogan las prestaciones complementarias hasta el 1 de mayo, se mantiene prácticamente el statu quo de los activos, cosa que nos parece muy bien y que no nos sorprende, ya que las preocupaciones de los sindicatos, cuando las tienen, y como se ha demostrado reiteradamente, no van más allá de este colectivo, el único que, por otra parte, votará en las próximas elecciones sindicales. Para los prejubilados y desvinculados, CCOO y UGT, según su valoración de la propuesta inicial de Telefónica del 13 de febrero, manifestaban "la pretensión (...) de incluir el colectivo (...) en el modelo y sin coste..." (...) pues "la desaparición de ese sistema por causas imputables a la Administración, no puede ser pagada por ese colectivo". Pues mira por dónde, lo vamos a pagar, y a los sindicatos no les ha costado mucho ceder en su "pretensión". ¿Acaso la Empresa Colaboradora no se utilizó como cebo para favorecer nuestra salida con el conocimiento y beneplácito sindicales, al menos en el ERE?. Ahora se nos imponen tres condiciones: pagando un peaje, si el 75% se adhiere y con fecha de caducidad: hasta la jubilación. Una jugada maestra, de nuevo con el beneplácito sindical, pues dentro de pocos años todos habrán llegado a la edad de jubilación y Telefónica se habrá deshecho de otro compromiso. Muerto el perro...Para los jubilados y derechohabientes, los firmantes del preacuerdo sólo se comprometen a esforzarse en encontrar una solución, que prevén difícil, pues encuentran problemas casi insalvables en el coste y en los requisitos que las mutuas exigirían para incorporarlos. Pero ¿no quedamos en que se ha creado la entidad Seguros de Vida y Pensiones Antares, S.A. cien por cien de Telefónica? (Por cierto, estaremos atentos a la composición accionarial dentro de poco) ¿Qué le impide eliminar o minimizar los requisitos y las cuotas? Insistimos en la jugada: Telefónica, con el beneplácito sindical, ahora castiga sobre todo a los pensionistas, pero va a por los prejubilados (son muchos y jóvenes), y cuando dejen de serlo... se acabó la rabia.

 

No te precipites en firmar la póliza. Tienes tiempo hasta el 1 de mayo. Estarás informado si se producen cambios u ofertas alternativas.

Telefonos de interes
ASOCIACIONES
Associació Barcelona 
608000000
Delegació Girona  660179095
Delegació Lleida  649965224
Delegació Tarragona  696533716
SEGUROS
Antares  914179959
Pléyade Seguros   915970977
Aegon
informacion en sede
ASUNTOS SOCIALES
Asuntos Sociales 934837565
Plan de Vacaciones   900351010
Telefónica: Prejubilaciones 934837633/4 934837521/2
Montepío    915318031
Plan de Pensiones         900210666
Fonditel            900122655
Fonditel fax      915564924
ATAM                    900502650
Cultural 934621400
Advocats   
Col·lectiu Ronda         932682199
Salvat Advocats     977310203

dirección sede
Horari d’atenció personal

Els socis podeu dirigir-vos a  les oficines de l’Associació a les Cotxeres de Sants, els dilluns i els dimecres de 10 a 12 (c/Olzinelles 7, planta 3 despatx 32).

 


 

                                                           

La  Nostra Revista                  

Número 9– març  2003                                                                                 2

       

Gestió amb l'Administació catalana                   

   

ASSOCIACIÓ DE PREJUBILATS I JUBILATS DE TELEFÒNICA A CATALUNYA
ASOCIACIÓN TELEFÓNICA DE MUTUALISTAS
GRUP DE MAJORS

DEPARTAMENT DE SANITAT I SEGURETAT SOCIAL


Hble. CONSELLER DE SANITAT I SEGURETAT SOCIAL
Hble. Xavier Pomés i Abella

Honorable senyor,

S'ha demostrat que el model de col·laboració voluntària de determinades empreses amb la Seguretat Social contribueix a satisfer els beneficiaris i a fer més eficient la política sanitària.

A partir de la separació de les fonts de finançament entre el Sistema Nacional de Salut i el Sistema de la Seguretat Social, i, posteriorment, amb la transferència de les competències de sanitat a totes les Comunitats Autònomes, completada l'1 de gener de 2002, s'obre un nou marc per a la continuació del sistema de col·laboració d'empreses amb la Seguretat Social per a proporcionar l'assistència sanitària.

Telefònica, després dels canvis administratius esmentats, ha plantejat la continuïtat de l'Empresa Col·laboradora (d'aquí en endavant EC) de la Seguretat Social a cadascuna de les Comunitats Autònomes de l'Estat. Aquesta nova situació hauria d'obrir l'oportunitat a la Generalitat d'incorporar el model de col·laboració de Telefònica com a referent vàlid i eficaç d'assistència sanitària de contrastada qualitat.

Si ambdós, usuaris i Administració, es beneficien de les prestacions substitutòries, no se'ns ocorren raons que justifiquin el trencament d'aquesta col·laboració. Si, a més, afegim l'efecte beneficiós de les prestacions complementàries, es configura un model d'assistència d'àmplia atenció social.
Fins ara, aquest model ha estat molt valorat tant pels empleats en actiu com pels prejubilats i pensionistes, i creiem que seria un error del Govern de la Generalitat rebutjar-ne la continuïtat.

Veiem molts avantatges en el manteniment de l'EC i no en coneixem cap inconvenient. L'EC de Telefònica coadjuva a descongestionar el sistema públic i és una garantia per a resoldre eficaçment problemes de salut sense interferir en la xarxa pública convencional.

Ha de saber, Hble. Conseller, que el col·lectiu afectat el formen principalment persones grans, les quals, des de la seva incorporació a Telefònica, han gaudit d'aquest model d'assistència de competència demostrada. Ara, una vegada prejubilats o jubilats, no entendríem que la Generalitat rebutgés l'oportunitat de salvaguardar-lo.

En nom dels milers de prejubilats i pensionistes de Telefònica, demanem que es reconsideri seriosament la decisió, i es promogui la continuïtat de l'EC de la Seguretat Social.

Per tal de expressar-li aquest desig personalment, demanem una reunió urgent amb vostè, tot esperant que la nostra petició, sensata i argumentada, sigui atesa.

Mentre, rebi una cordial salutació

José Luís Ruíz Pérez
Francisco Bolea Rubi
Pere Montolí Vall

Barcelona 27 de gener de 2003

A raíz de esta entrevista,
CatSat ha comenzado a
enviar cartas para que solicitemos médico de cabecera en el CAP correspondiente

   

REUNIÓN CON EL "DIRECTOR GENERAL de RECURSOS del SERVEI CATALÀ de la SALUT del DEPARTAMENT de SANITAT i SEGURETAT SOCIAL DE LA GENERALITAT de CATALUNYA". 12 de febrero de 2003.
ASUNTO:

Posición del Departamento de Sanidad de la Generalitat de Catalunya ante el cese de la Empresa Colaboradora.
Por parte de CatSalut:
Sr. Miquel Argente i Giralt, director, acompañado por un abogado del Departamento.
Por parte de prejubilados y jubilados:
Francisco Bolea por ATM
Pedro Montolí por Grupo de Mayores
José Luis Ruiz, presidente de la Asociación de Catalunya
Jordi Muntané, Presidente de la Confederación

Se hace mención al escrito enviado por las asociaciones firmantes para sentar el marco de la entrevista.
El Sr. Director nos relata que nunca fueron aceptadas las peticiones de la Generalitat para el traspaso de las competencias referidas a Empresas Colaboradoras y por tanto nunca tuvieron asignada partida económica para gestionarlas. En las conversaciones ante la administración del Estado manifestaron que su voluntad sería mantener el statu quo en aquellos momentos vigente, puesto que suponía una descongestión del sistema público sin intención de generalizar el modelo, al contrario, dejándolo extinguir con los beneficiarios del momento.
Confirma la finalización de liquidación a través de los coeficientes reductores en el 98 y que se saldó entre administración y empresas por única vez con la asignación extraordinaria de 16.870.101.149 pesetas a finales del 99. También informa que el costo de los pasivos se acordaba aparte con el INP.
Se le recuerda la aplicación de un coeficiente reductor para 2002 del 0,05, a lo que responde que solamente contempló la incapacidad temporal.
Insiste en la incapacidad tanto normativa como económica de la Generalitat para establecer un sistema de colaboración voluntaria.
Facilitamos cifras del número de personas que "invadirán" el sistema público, que estimamos en unas 27.363 en Catalunya de las cuales 14.201 están en activo.
Confiesa que no disponía de datos y se sorprende de la fecha fijada por la empresa de finalización de sus responsabilidades para 28 de febrero. Su preocupación se centra en conseguir un paso lo menos traumático posible a la sanidad pública.
Cuando se le informa de que los no activos no disponemos de ninguna información de Telefónica sobre la liquidación del sistema de colaboración, no da crédito a ello.
Tampoco parece muy conocedor del sistema de prestaciones complementarias. Ante la explicación del tipo de asistencia que se conseguía con él, le advertimos que la sanidad pública es incapaz de dar una respuesta de tal inmediatez y que acostumbrados a ello, los usuarios difícilmente comprenderán dilaciones poco convincentes para la asistencia.
Todos tenemos la impresión que Telefónica no ha informado con claridad de lo que supondrá esta transferencia a la sanidad pública. Como tampoco se ha valorado suficientemente que de los 27.363 estimados, algo más de la mitad (también estimación) son prejubilados y pensionistas, en donde se concentra una mayor precariedad de salud y por tanto de necesidad de atención médica inmediata y constante.
Se le informa del buzoneo que determinadas mutuas están efectuando con los pensionistas, con ofertas fuera de toda lógica. Se le indica que esta situación perturba aún más a las personas y las sume en un desasosiego inaceptable.
Se compromete en trasladar a Telefónica nuestra preocupación por la desinformación total de los no activos y muestra su inquietud por la imprevisión de Telefónica.
Solicitará a Telefónica una prolongación de la fecha de cese previsto para el 28 de febrero y se compromete a mantenernos informados sobre próximos encuentros con Telefónica.

 


La  Nostra Revista                  

Número 9– març  2003                                                                                     3 y 4

       

Gestión con Telefónica

REUNIÓN MANTENIDA CON TELEFÓNICA
EL DIA 11 DE FEBRERO DE 2003

ASUNTO: INFORMACIÓN SOBRE LA DISOLUCIÓN DE LA EMPRESA COLABORADORA

La reunión se celebra en la planta 4ª del edificio Máster 2, como consecuencia de la petición, realizada por escrito en noviembre de 2002, por la Asociación AITP al Sr. Cases (Subdirector General de Relaciones Laborales), para preguntar por la situación de la Empresa Colaboradora.
Comienza a las 11 horas en la sala de reuniones, contigua al despacho del Sr. Díaz Estrada, a quien encomendó el Sr. Cases nuestra atención por estar él ocupado.

Asisten:
Por Telefónica:
Dª. Concepción Díaz, Directora de Relaciones Laborales
D. Joaquín Sastre, Presidente de la Junta Rectora de la Colaboradora
D. Juan Miguel Díaz Estrada, Gerente del Dpto. de Relaciones Laborales y antiguo Jefe de Relaciones Laborales en Barcelona
Por las Asociaciones:
Dª Ester Herraiz; Presidenta de AITP
D. Tomás de la Campa, de AITP
D. Ricardo Expósito, de AITP
D. Mariano Chicharro, en representación de la Confederación

Comienza la reunión el Sr. Díaz Estrada haciendo una introducción, en la que solicita, le informemos y demos datos, sobre quienes somos y que número de asociados tenemos.
Se le informa de que están presentes tres personas de AITP, que es quien solicitó la entrevista, que cuenta con aproximadamente 2.800 personas, y que Mariano Chicharro, aun cuando es presidente de otra asociación en Madrid, está presente representando a la Confederación de Asociaciones de toda España, a la que se ha adherido ya la AITP, y que por tanto representa a unos 13.000 prejubilados y jubilados.
Se nos pregunta por qué no estamos asociados dentro del Grupo de Mayores, quien, por sus estatutos, puede recoger también a los prejubilados. Se le contesta que nuestros fines son distintos, aun cuando nuestras asociaciones tienen también jubilados; El Grupo de Mayores tiene actividades sociales, recreativas y asistenciales, por las necesidades y edad del núcleo principal de personas que recoge, mientras que nuestras asociaciones, por la singular problemática que tenemos, al no estar oficialmente recogida en ningún estamento la figura del prejubilado en España, tiene unos objetivos más reivindicativos.
Se nos continúa diciendo, que no existe ninguna predisposición en contra de nuestras asociaciones, pero que el interlocutor que Telefónica considera válido, para nuestro colectivo, así como para el de jubilados, es el Grupo de Mayores al que deberíamos unirnos en un futuro para poder tener ellos un interlocutor único. Se le contesta que de momento y mientras siga existiendo una problemática particular exclusivamente de los prejubilados, eso no será posible por cuanto, aun cuando hay algunos problemas comunes, existen muchos otros que, afortunadamente para ellos, no tienen los jubilados.
Se nos pide que si podemos entregar los estatutos de la Confederación para que se compruebe cuáles son sus fines. Se le contesta que pensamos que no habrá inconveniente y que se le mandarán oportunamente.
Después de este preámbulo y conocimiento inicial, se entra en el asunto para el que hemos sido convocados. Se cede la palabra al Sr. Sastre para que haga un resumen del pasado y de la situación actual.
El señor Sastre, no nos presenta nada nuevo a lo que ya conocemos: nos cuenta el problema económico existente de la Administración para con Telefónica, desde la separación de las fuentes de financiación, las trasferencias a las CCAA de la asistencia sanitaria, el vacío normativo provocado por las mismas, el escrito a la Administración solicitando una solución al mismo, los escritos a las CCAA pidiendo la subrogación o la colaboración y la negativa de éstas, y por fin la resolución de la Administración, a la que no le cabe otra alternativa que derogar la concesión de la Empresa Colaboradora con fecha 1 de enero de 2003. Se le indica por nuestra parte, que no estamos de acuerdo con dicha explicación. Que la Ley de colaboración en materias sanitarias no está derogada y sigue en vigor, que sigue la colaboración en distintas Empresas, tales como Televisión Española, Banco Hispano y la propia Comunidad de Madrid, que la ley contempla para el año 2002 un apartado para compensar económicamente la colaboración y, en fin, que el centro del problema creíamos que no era otro que el asunto económico, ya que por nosotros la Empresa no percibe nada del Ministerio de Trabajo y sin embargo somos cada vez más y más caros y que, en la resolución de la Administración, está claro que quien solicita el cese en la colaboración es la Empresa. Se nos contesta, aun cuando sin mucha convicción, que no es así y que tampoco están ellos de acuerdo con lo que se dice en el escrito de resolución administrativa.
También se les hace ver que la Empresa conocía la fecha de la disolución, ya que por ley, si se solicita la disolución antes del 1 de octubre, ésta se produce inexorablemente el día 1 del año siguiente. Al oír esto último, aun cuando todos callan, alguno de los representantes de la Empresa pone cara de extrañeza.
Pero como ese no es el tema de la preocupación de nuestro colectivo, al ser ya hechos consumados, se les pide nos digan qué tiene previsto la Empresa para el colectivo de prejubilados y jubilados que representamos. Nos indica el Sr. Sastre, que de momento lo único que hay es que la Empresa está analizando la problemática de nuestro colectivo. Aun cuando también se está analizando la del resto de colectivos, por lo que pudiera ser que la solución no fuese la misma para todos ellos.
Ante nuestra insistencia, en que esa respuesta en nada tranquiliza a nuestros representados, toma la palabra la Sra. Directora de Relaciones Laborales para decirnos que, la Filial Antares, ha solicitado y ya obtenido, la pertinente autorización para poder ser empresa prestataria de asistencia sanitaria, por lo que se está contemplando la posibilidad de que la solución pase por dicha empresa, aun cundo eso no deja de más que una alternativa, pues se está investigando y hablando con otras empresas sanitarias que ya están en el mercado. También nos dice que, en lo que se está pensando en este momento, es en una complementariedad sanitaria, es decir, que la asistencia sanitaria primaria se preste por la Seguridad Social y que a través de Antares, o de cualquier otra empresa, se contrate a los especialistas que han venido atendiendo a la actual Empresa Colaboradora, para que sigan prestando su asistencia, con lo que no se produciría una discontinuidad en la atención de enfermedades con un seguimiento periódico y al mismo tiempo se tranquilizaría a los colectivos con tratamientos.
La propia Sr. Directora se pregunta hasta dónde puede llegar Antares en su atención, y se contesta ella misma: se está estudiando.
Se insiste, a los representantes de la Empresa, en que nos indiquen más pormenores de lo que se está estudiando, dadas las fechas en que estamos y dado que el periodo transitorio termina el próximo 28 de febrero para casi todo el territorio nacional. Concretamente se les pregunta si se nos puede indicar sí:
¿La solución que se está estudiando es gratuita para nuestro colectivo o bajo un determinado coste?
Ya que la asistencia sanitaria de nuestro colectivo le cuesta dinero a la Empresa ¿está Telefónica dispuesta a emplear dinero en nosotros?
¿Cómo se realizaría el enlace entre la asistencia primaria del régimen público de la S.S. y los especialistas de la nueva empresa?.
A todas estas preguntas no se nos contesta, argumentándose que lo que se está realizando ahora es el análisis de la situación. También se nos razona que la asistencia pública de la S.S. es de una gran calidad y que todos nosotros, al tener suscrito un Convenio Especial, deberíamos haber solicitado ya, y por tanto tener desde hace tiempo, la tarjeta sanitaria.
Dado el hermetismo de los representantes de la Empresa en darnos más información, se le solicita poder estar presentes en la búsqueda de soluciones a nuestro colectivo y poder opinar sobre las soluciones, que para el mismo, se puedan barajar. Se nos contesta que eso no es posible, dado que algún Sindicato, que tiene incluso menos información de este asunto que la que a nosotros se nos ha proporcionado, puede verse agraviado, y se nos vuelve a insistir en que deberíamos integrarnos en el Grupo de Mayores si queremos tener una interlocución.

Continúa en la página siguiente

Se les indica por nuestra parte como última consideración para su reflexión, que la opinión de nuestro colectivo y lo que está esperando de la Empresa, es que se dé una solución a la asistencia sanitaria de forma gratuita para ellos, aun a sabiendas de que con el cambio se perderían muchos beneficios y, en caso de que no pudiera ser gratuita, se ofrezca por un mínimo coste. También se les propone estudiar alguna solución alternativa, como emplear en nuestra asistencia el dinero que, si se llegara a un acuerdo de jubilaciones anticipadas a los 61 años, se ahorraría la empresa por el 50% del coste del Convenio Especial. A esto último se nos contesta que no, que sería muy complicado. Se les hace ver que esta es una posible solución, dicha sin madurar, pero que seguro que puede haber otras soluciones si existe buena voluntad de buscarlas.
Por último se les pregunta si la solución que se adopte se tomará con rapidez y se comunicará inmediatamente, a lo que se contesta que creen que sí.
Agotado el asunto de la Empresa colaboradora, la reunión toma otros derroteros. Se comenta la cerrazón de la empresa en recibirnos, la posibilidad de poder haber solucionado algunos problemas, hoy en los Tribunales, si hubiéramos podido estar sentados dialogando en una mesa, la posibilidad de evitar a la empresa reclamaciones, consultas y preguntas de nuestro colectivo, si tuviéramos centralizada una interlocución.
Se muestran receptivos a todo lo anterior, pero no se nos establece un cauce de comunicación con la Empresa.
En algún momento de este cambio de opiniones se nos dice que deberíamos estar contentos, que somos unos afortunados, que todos los prejubilados, antes compañeros suyos, con los que se reúnen, se muestran encantados de su nueva situación. A esto se les contesta con las argumentaciones por todos nosotros conocidas: la encuesta, el desconocimiento que ellos, como la opinión pública, tienen de nuestra real situación y problemática, las precarias condiciones económicas en que una mayoría se encontrará a partir de los 60 años, etc.
La reunión termina pasadas las dos de la tarde, y ya de pie, y en las despedidas, se plantea la problemática que nos crea la empresa, al poner, en determinados certificados, que el cese se ha producido voluntariamente y la posible solución que sería para nosotros si, en la información que tiene que proporcionar la Empresa para la jubilación anticipada, se pusiera algo parecido a "el cese se produjo, debido a la adecuación de plantilla producida en Telefónica, mediante prejubilaciones recogidas en el Convenio Colectivo. Se muestran receptivos a tratar este asunto y se nos sugiere que, una vez terminado el asunto de la Empresa Colaboradora, escriba la confederación solicitando una reunión para tratar monográficamente este asunto.
CONCLUSIONES
¢ La reunión, pasados los primeros momentos de tensión, discurrió en un ambiente que podríamos calificar de cordial.
¢ La Empresa no ha proporcionado ninguna información nueva de la que, por unos medios u otros, ya conocíamos.
¢ La empresa no quiere dejar traslucir la solución, que entrevemos bastante madura.
¢ No se nos reconoce interlocución establecida, aunque no se nos niega el diálogo, solicitándolo por escrito por la Confederación, para tratar algún asunto concreto.
¢ Se nos sugiere que nos incorporemos al Grupo de Mayores si queremos tener comunicación oficial con la Empresa.
Se nos pide la entrega de una copia de los Estatutos de la Confederación.


Judici reclamació del premi per serveis prestats

El judici se celebrará el 26 de març a les 11:10 al Jutjat Social número 11 de Barcelona. Els afectats han estat convocats pel Col·lectiu Ronda al seu despatx el 17 de març a les 16,15 hores. Només afecta als prejubilats del ERE que, amb menys de 30 anys de servei, van cobrar la part proporcional de les tres mensualitats.

 

 

SE PRECISA PERSONA CON FURGONETA
DE 1500 KG. PARA REPARTO DE PRENSA LOS DOMINGOS
93 407 09 00 - ALFONSO

Si tienes dirección de correo electrónico y no la has facilitado a la Asociación, envíala a la dirección siguiente: pontes@menta.net.
Es la del Secretario.

Bienvenidos

El 12 de febrero la AITP (una de las dos asociaciones de Madrid), se ha integrado en la Confederación

 


 

La  Nostra Revista                  

Número 9– març  2003                                                                                  5

       

    A Telefónica

Confederación Estatal de Asociaciones y Federaciones
de Prejubilados y Jubilados de Telefónica
PRESIDENCIA CONFEDERACIÓN - ASSOCIACIÓ DE PREJUBILATS I JUBILATS DE TELEFÒNICA A CATALUNYA

HOTEL D'ENTITATS C/ Pere Vergés, 1. Planta 9 despacho 11 - 08020 Barcelona Tel.: 93 313 22 22 Fax: 93 278 02 94

PRESIDENTE DE TELEFONICA S.A.
Sr. D. César Alierta Izuel
PRESIDENTE DE TELEFÓNICA DE ESPAÑA S.A.U.
Sr. D. Julio E. Linares López
CONSEJERO DELEGADO
Sr. D. Fernando Abril-Martorell

Barcelona, 18 de febrero de 2003

Muy Sr. Mío:
Como Presidente de la CONFEDERACIÓN ESTATAL DE ASOCIACIONES Y FEDERACIONES DE PREJUBILADOS Y JUBILADOS DE TELEFÓNICA con el mandato expreso de su Consejo Confederal, al que pertenecen las Asociaciones de Prejubilados y Jubilados de: A Coruña, Alicante, Araba, Aragón, Bizkaia, Burgos, Cantabria, Castilla y León, Catalunya, La Rioja, Lugo, Madrid (AITP y APT), Murcia, Navarra, Ourense, Pontevedra, Salamanca, Sevilla, Tenerife y Valencia, y representando a un número superior a los 10.000 prejubilados y jubilados de Telefónica, vengo a exponerle las siguientes consideraciones:
1. En la reunión con representantes del Departamento de Relaciones Laborales de Telefónica de España sostenida el pasado 11 de febrero se nos comunica la desaparición de la Empresa Colaboradora a partir del 1 de enero de 2003. Es la primera notificación que Telefónica realiza a este colectivo de prejubilados y jubilados sobre un hecho de esta trascendencia. Tampoco ninguno de los beneficiarios no activos ha recibido hasta la fecha información alguna.
2. Se ha constatado a través de los órganos directores de los servicios de salud de comunidades autónomas la improvisación y descoordinación con que se aborda el paso al sistema de salud pública. Ni la fecha fijada por Telefónica para el cese de los servicios derivados de la colaboración, 28/02/03, ni la asignación de médico de cabecera pueden ser actos unilaterales.
3. Dentro de las condiciones de prejubilación figuraba la continuidad en la percepción de las prestaciones a través de la Empresa Colaboradora en las mismas condiciones que venía disfrutando el personal en activo.
4. Se recoge en distintos convenios colectivos el compromiso de dar las soluciones más beneficiosas ante problemáticas que puedan surgir en nuevos marcos competenciales. No caben, pues, alternativas que discriminen a prejubilados y jubilados del resto de beneficiarios.
5. En las Normas de la Empresa Colaboradora se expresa claramente la cobertura de prestaciones para prejubilados y pensionistas.
6. La avanzada edad de nuestro colectivo hace que consideremos como una de las preocupaciones más importantes el disponer de una eficaz y rápida asistencia sanitaria; por otro lado la prejubilación vino acompañada de la reducción de nuestra capacidad económica que se acentuará, más aún, en los próximos años. Por ambas causas es para nosotros prioritario y fundamental el establecimiento de un sistema de atención gratuito que cubra las mismas prestaciones dispensadas por la Empresa Colaboradora.
La asistencia sanitaria pública, aunque de buena calidad hospitalaria, adolece de innumerables defectos en su atención ambulatoria. La masificación en la asistencia primaria conlleva retrasos, de incluso meses, en el establecimiento de citas para las visitas a los especialistas. Ante esta realidad, el abandono del sistema actual de Empresa Colaboradora supone un riesgo evidente de desatención que puede desembocar en el empeoramiento de enfermedades con fatídicos desenlaces.
7. En la resolución administrativa de la Dirección General de Ordenación Económica de la Seguridad Social de fecha 30/12/2002 sólo resuelve dar por finalizada la autorización respecto al personal que presta actualmente servicios en Telefónica.
8. La Orden de 25 de noviembre de 1966 y las sucesivas modificaciones de la misma, recogidas en el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social, aprobado por R. D. Legislativo 1/1994 de 20 de junio, que regula la colaboración de las empresas en la gestión del Régimen General de la Seguridad Social, no ha sido derogada y sí ampliada con sucesivas disposiciones entre las que se encuentra la Orden TAS/192/2002 de 31 de enero, en donde, dentro de su Sección 6ª, se encuentran los artículos 18 y 19, que regulan los Coeficientes aplicables a las empresas autorizadas a colaborar voluntariamente en la gestión de la Seguridad social y la aplicación de los coeficientes reductores, respectivamente.
9. Desde 1981, en que, por el R. D. 1517/1981 se comienza a transferir a la Generalitat de Catalunya las competencias en materias sanitarias, se han ido paulatinamente realizando transferencias en esta materia a distintas Comunidades Autónomas, sin que haya sido necesario a la Empresas Colaboradoras solicitar a las mismas, ni la colaboración, ni la subrogación, ni establecer un nuevo acuerdo de colaboración en sus territorios autonómicos.
10. Por el artículo 15 del R.D. 840/2002, de 2 de agosto, que Modifica y Desarrolla la Estructura Orgánica Básica del Ministerio de Sanidad y Consumo, "El Instituto Nacional de la Salud pasa a denominarse Instituto Nacional de Gestión Sanitaria, conservando el régimen jurídico, económico, presupuestario y patrimonial y la misma personalidad jurídica y naturaleza de Entidad Gestora de la Seguridad social. Le corresponderá la gestión de los derechos y obligaciones del INSALUD, las prestaciones sanitarias en el ámbito de la Ciudades de Ceuta y Melilla y realizar cuantas otras actividades sean necesarias para el normal funcionamiento de sus servicios, en el marco de lo dispuesto por la disposición transitoria tercera de la Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad."
11. Por el artículo 14.5. de la Orden de 25 de noviembre de 1966, "aquellas empresas que conforme a lo previsto en los números anteriores de este artículo, hubiesen sido autorizados para colaborar en la gestión de la Seguridad social, en las formas reguladas en las dos secciones anteriores, podrán renunciar, de forma temporal o definitiva al ejercicio de la misma. El cese voluntario en la colaboración a que se refiere el párrafo anterior, cuya fecha de efectos deberá coincidir necesariamente con el inicio del año natural siguiente, se instará por la propia empresa mediante solicitud motivada ante la Dirección General de Ordenamiento de la Seguridad Social, acompañada de informe al respecto de los representantes legales de los trabajadores, debiendo ser presentada antes del 30 de septiembre del ejercicio anterior a aquel en que deba tener efectividad."
12. En el Fundamento de Derecho Segundo, de la Resolución dictada el 30 de diciembre de 2002, por la Dirección General de Ordenamiento Económico de la Seguridad social, se dice: "Teniendo en cuenta, por un lado, que la normativa de aplicación (artículo 77.1.b) Ley General de la Seguridad Social y O.M. de 25 de noviembre de 1966) configura la colaboración en la gestión de la asistencia sanitaria y de la prestación económica de incapacidad temporal derivadas de las contingencias de enfermedad común y accidente no laboral como una opción voluntaria de las empresas y, por otro, que la solicitud de cese
la colaboración, con independencia de las razones aducidas, se ha ajustado a la normativa establecida, se considera que procede acceder a lo solicitado y acordar el cese en la referida colaboración."
Por todo lo anterior, estimamos que:
a) No existe vacío normativo que impida a Telefónica S.A. y a Telefónica de España S.A.U. continuar siendo Empresa Colaboradora de la Administración en la gestión sanitaria derivada de enfermedad común y accidente no laboral.
b) El cese en la colaboración se produce a petición de Telefónica S.A. y de Telefónica de España S.A.U., tal y como queda reseñado en el punto 12º anterior.
Viene de la página anterior

c) Telefónica S.A. y Telefónica de España S.A.U., debido a su solicitud de cese en la colaboración con fecha anterior al 30 de septiembre de 2002, eran conocedoras de que la resolución de la Administración, de acuerdo con el art. 14.5 de la O.M., tendría efectos desde el 1 de enero de 2003.
d) Del mismo modo el Comité Intercentros, por el mismo razonamiento anterior, también era conocedor de la fecha de cese en la colaboración.
e) Telefónica S.A. y Telefónica de España S.A.U., pese a conocer la intranquilidad, desasosiego y preocupación de los colectivos de prejubilados y jubilados por los rumores existentes sobre la desaparición de la Empresa Colaboradora, y ser los más sensibles por edad por esta determinación, ha ocultado a éstos su decisión, no solamente durante las negociaciones de petición de cese a la Administración sino hasta un mes después de conocer la resolución.
f) Telefónica S.A. y Telefónica de España tiene el deber y la obligación legal de facilitar al colectivo de prejubilados y jubilados el mismo nivel de prestaciones que las actualmente atendidas a través de la Empresa Colaboradora.

En nombre y representación de la CONFEDERACIÓN ESTATAL DE ASOCIACIONES Y FEDERACIONES DE PREJUBILADOS Y JUBILADOS DE TELEFÓNICA, solicito:

" Que se preste al colectivo de prejubilados y jubilados de Telefónica S.A. y Telefónica de España S.A.U., una asistencia sanitaria similar y de forma gratuita, y en ningún caso inferior, a la dispensada hasta la actualidad por la Empresa Colaboradora del mismo modo que se venía recibiendo hasta el presente.
" Que se dispense al colectivo de prejubilados y jubilados de Telefónica S.A. y Telefónica de España S.A.U. las mismas prestaciones sociales, asociadas a las sanitarias, que se venían percibiendo a través de la Empresa Colaboradora.
" En caso de que las obligaciones referidas en los dos puntos anteriores no sean atendidas por Telefónica S.A. ni por Telefónica de España S.A.U., y se encomienden a entidades sanitarias privadas solicitamos que se permita a un representante de esta Confederación asistir a las negociaciones que sobre este asunto se realicen.
Confiando que sean atendidas nuestras justas demandas y a la espera de sus noticias le saluda atentamente,
Jordi Muntané Mas
Presidente de la Confederación Estatal de Asociaciones y Federaciones de Prejubilados y Jubilados de Telefónica

 


La  Nostra Revista                  

Número 9– març  2003                                                                            6

       

Al comite intercentros

Confederación Estatal de Asociaciones y Federaciones
de Prejubilados y Jubilados de Telefónica
PRESIDENCIA CONFEDERACIÓN - ASSOCIACIÓ DE PREJUBILATS I JUBILATS DE TELEFÒNICA A CATALUNYA

PRESIDENTE DEL COMITÉ INTERCENTROS DE TELEFÓNICA


Se le envía la carta anterior con los siguiente añadidos. En las estimaciones:
a) Que los sindicatos representados en el Comité Intercentros deben velar con la misma convicción y firmeza en el mantenimiento de los derechos de todos los beneficiarios de la Empresa Colaboradora sin discriminación de la situación objetiva de los mismos.
b) Que es necesario reflexionar sobre la política emprendida por Telefónica de continuas reducciones de plantilla. Quienes ahora son aún activos, más pronto o más tarde, pueden recibir la etiqueta de prescindibles, lo que les convierte en nuevos futuros marginados de derechos adquiridos.

c) Que los más vulnerables y por tanto quienes más necesitamos de un tratamiento específico de protección somos los prejubilados y jubilados. Con edades avanzadas, las dependencias aumentan y la renta disponible disminuye. La Empresa Colaboradora significaba un referente insustituible de seguridad en la atención sanitaria.
En las solicitudes:
" Una entrevista de representantes de la Confederación de Prejubilados y Jubilados con el Comité Intercentros.


retalls de premsa

EL PAÍS, martes 25 de febrero de 2003
Trabajo prepara mejoras para los jubilados antes de los 65años
C. P., Madrid El Ministerio de Trabajo quiere mejorar en esta legislatura las pensiones de las personas expulsadas del mercado de trabajo y que se vieron obligadas a jubilarse anticipadamente antes de los 65 años de edad con unos coeficientes reductores más penalizadores que los vigentes a raíz del pacto de pensiones de 2001, firmado con CC 00 y la patronal CEOE. Así lo anunció ayer el secretario de Estado de la Seguridad Social, Gerardo Camps, en un almuerzo organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE).
Trabajo estudia la situación del colectivo potencial, compuesto por 1,2 millones de personas, y tendrá en cuenta a quienes salieron en peores condiciones o con bajas indemnizaciones. Se trata, sobre todo, de los retiros forzosos de empleados procedentes de pequeñas y medianas empresas y de expedientes de regulación de empleo. Ese colectivo sufrió un recorte en la pensión del 8% por cada año que se anticipó su retiro antes de los 65 años de edad, y buena parte acumula una merma del. 40% en su prestación de la Seguridad Social.
En la mejora de pensiones que prepara Trabajo, se primarán las mayores carreras de cotización. Es el modelo adoptado en la reforma de 2001, ya raíz de ella, los coeficientes reductores aplicados a los jubilados anticipadamente en 2002 oscilan entre el 6% anual para quienes cotizaron 40 o más años y el 7,5% anual entre 31 y 34 años cotizados.Gerardo Camps mantiene contactos con diversas asociaciones de afectados para analizar la situación. Ayer aseguró que es "imposible para el sistema público tener una solución unánime
para 1,2 millones de personas, pero sí cabe mejorar a las que salieron pero del mercado laboral"
" El càlcul de la pensió
El Periódico de Catalunya el 31 de gener de 2003
El responsable de Seguretat Social diu que la modificació s'aplicará gradualment. (...) assegura que compta amb el suport de CCOO i de la patronal CEOE per fer el canvi, ja que, el 2001, van firmar un acord en aquest sentit i amb "el principi inspirador" de modificar el càlcul perquè "tingui en compte tot l'esforç contributiu durant la vida en actiu". O sigui tota la vida laboral, en lloc dels 15 anys actuals.
Segons el portaveu del PSOE, el Govern incorre en una incoherència perquè, "d'una banda afirma que el sistema de pensions no corre cap risc de cara al futur i després proposa una mesura d'estalvi que retalla prestacions" en un percentatge "no inferior al 10%".
" Así cualquiera
El Periódico de Catalunya, 10 de enero de 2003
Una treintena de altos cargos del banco (BBVA) con más de 50 años se prejubilarán voluntariamente. Percibirán el 90% del salario hasta los 65 años. El banco pagará su cotización a la Seguridad Social.

                    

     


La  Nostra Revista                  

Número 9– març  2003                                                                             7

       

Requerimiento al Ministerio del Trabajo

AL MINISTERIO DE TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES
DIRECCIÓN GENERAL DE ORDENACIÓN ECONÓMICA DE LA SEGURIDAD SOCIAL.

JORDI MUNTANE I MAS, en calidad de Presidente de la CONFEDERACIÓN ESTATAL DE ASOCIACIONES Y FEDERACIONES DE PREJUBILADOS Y JUBILADOS DE TELEFÓNICA, con domicilio a los efectos de notificaciones en BARCELONA 08010 Ronda de Sant Pere nº 56 principal, y con el mandato expreso de su asamblea a los efectos de presentar este escrito, expongo


Que formulo PETICIÓN DE ENMIENDA A LA RESOLUCIÓN DE FECHA 30/12/2002 Y PERSONACIÓN EN EL PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO.

Fundamento el presente escrito en base a los siguientes,

HECHOS

PRIMERO.- Los socios de la Confederación somos todos trabajadores pasivos o extrabajadores de la empresa TELEFONICA S.A y TELEFONICA DE ESPAÑA S.A.U. en el Estado Español. Concretamente somos trabajadores que se han acogido a diferentes programas de prejubilación ofrecidos por Telefónica, sea al amparo del Convenio Colectivo, sea mediante la firma de un contrato de excedencia especial (boletín 1515) o sea mediante el Expediente de Regulación de Empleo, que actualmente están o en situación de subsidio por desempleo, en desempleo o jubilados de forma anticipada. O simplemente trabajadores de Telefónica jubilados.

SEGUNDO.- Hemos tenido conocimiento de la resolución de este organismo de fecha 30/12/2002 por el cual se resuelve " dejar sin efecto, a partir de 1 de enero de 2.003, la autorización concedida a las Entidades TELEFONICA, SA. y TELEFONICA DE ESPAÑA SAU, para colaborar voluntariamente en la gestión de la Seguridad Social, en relación con la asistencia sanitaria e incapacidad temporal derivadas de contingencias de enfermedad común y accidente no laboral, respecto de su personal que presta servicios en las Comunidades ..."

TERCERO.- Que todos tenemos el derecho reconocido por Telefónica a disfrutar de la empresa colaboradora con posterioridad a la extinción o suspensión de la relación laboral. Y así se viene realizando hasta la actualidad.

Es importante destacar que la solicitud de las Empresas Telefónica S.A y Telefónica de España SAU se concreta en que se "dicte resolución teniendo por finalizada aquella autorización, señalando la fecha de efectos de dicha finalización y del retorno al Sistema Público de Salud DE TODOS LOS BENEFICIARIOS, medios y personal adscritos a las entidades colaboradoras".

Como la resolución administrativa de fecha 30/12/2002 sólo resuelve dar por finalizada la autorización respecto de su personal que presta servicios, hemos de entender que respecto al personal beneficiario de la empresa colaboradora que no presta servicios para la empresa (todos los socios que represento) no se finaliza aquella autorización. Por esto motivo entendemos que la resolución debe de modificarse, aclararse o subsanarse en el sentido de concretar la situación actual de los beneficiarios que no prestamos servicios para la empresa en la actualidad. También debería aclararse en qué situación quedan los trabajadores y/o beneficiarios de la empresa colaboradora que actualmente siguen algún tipo de tratamiento, control médico, listas de espera, en un centro pagado por la empresa colaboradora o por la propia empresa colaboradora.

En definitiva debería aclararse el redactado del apartado quinto de la resolución sobre el contenido del término " u otros conceptos" (las Entidades serán responsables de las obligaciones que por cotizaciones, prestaciones, u otros conceptos se deriven del ejercicio de la colaboración en los ámbitos en los que cesa durante el tiempo en que la autorización se ha mantenido vigente).

En atención a lo que prevé el artículo 105 de la ley 30/92 "Las Administraciones Públicas podrán, asimismo, rectificar en cualquier momento, de oficio o a instancia de los interesados, los errores materiales, de hecho o aritméticos existentes en sus actos" se debería dictar nueva resolución manifestando si los beneficiarios que no prestan servicios actualmente pueden seguir disfrutando de la Empresa Colaboradora, a los efectos de poder interponer Recurso de Alzada en el caso que sea conveniente.

QUARTO.- Por todo esto y en función de lo que prevé el artículo 31 de la Ley 30/92 del Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, esta CONFEDERACIÓN tiene la condición de PARTE INTERESADA en el presente procedimiento administrativo: " Las asociaciones y organizaciones representativas de intereses económicos y sociales, serán titulares de intereses legítimos colectivos en los términos que la Ley reconozca".

Ostentando esta condición de parte interesada, interesamos que se nos dé trámite de todos los documentos y resoluciones que deriven de este procedimiento administrativo y concretamente interesamos se nos entregue:

a) La petición completa y su modificación presentada por las empresas TELEFONICA S.A y TELEFONICA DE ESPAÑA SAU por la que interesa la finalización de la autorización de referencia.
b) Los informes favorables o desfavorables al cese de la colaboración de las entidades competentes (sus correspondientes Servicios Sanitarios) de cada una de las Comunidades Autónomas.
c) Balance inicial de las cuentas de activo y de pasivo que refleje la situación de la colaboración a la fecha del inicio del proceso liquidatorio.
d) Balance final que refleje el resultado de la liquidación.
e) Memoria explicativa de la situación existente al inicio del proceso liquidatorio y de las operaciones recogidas en las distintas cuentas del balance inicial, y se extenderá al informe de las operaciones liquidatorias y de los resultados finales de las mismas.
f) Justificación del ingreso efectuado en la Tesorería General de la Seguridad Social, en el caso de que la liquidación arrojara excedente.

Y por todo lo manifestado,

SOLICITO, Que se nos tenga por PERSONADA LA CONFEDERACIÓN como parte interesada en este procedimiento, que se nos dé tramite de audiencia y se nos notifique todas las actuaciones del presente, que se nos dé trámite de la documentación requerida, y que se RECTIFIQUE o ACLARE el contenido de la resolución administrativa con relación a cómo afecta la presente a los beneficiarios que actualmente no prestan servicios en las Empresas.

Jordi Muntané Mas

Barcelona,7/2/2003.

Sobre el idioma

Las erosiones en el idioma empeoran la sociedad, la trivializan, le hacen perder matices. Las personas que hablan mal a propósito, simplemente viven. Van un poco más allá de la zoología. No pueden entender cosas que conviene entender. Quien tiene alienado su idioma no es responsable. El idioma es un arma de dominio y es necesario aprenderlo bien para no estar entre los dominados.
(Fernando Lázaro Carreter, Académico. el Periódico de Catalunya 7 de febrero de 2003)

 

                     


La  Nostra Revista                  

Número 9– març  2003                                                                                8

       

Voluntarios     

 

Asociación de Trabajadores, Prejubilados y Jubilados del Grupo Telefónica de Castilla y León


AL EXCMO. SR. MINISTRO DE TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES, D. EDUARDO ZAPLANA HERNÁNDEZ-SORO
MANUEL VEGA VALDES, mayor de edad, titular del D.N.I. número 09.631.286-J, con domicilio a efectos de notificaciones en la localidad de San Andrés del Rabanedo, León, calle Jamuz, 8, actuando en calidad de Presidente de la Asociación de Prejubilados del Grupo Telefónica de Castilla y León, debidamente registrada con el número 2.548 en la Sección 1ª del Registro de Asociaciones de Castilla y León, ante el Excmo. Sr. Ministro comparece y, como mejor proceda, DICE:

A) Felicitarle y desearle todos los éxitos en el desempeño de su nuevo cargo.

B) Este escrito anula el remitido con fecha 23 de Octubre de 2002.

C) Con fecha 30 de Julio de 2001, fue presentado escrito dirigido a su antecesor D. Juan Carlos Aparicio, (se adjunta copia), en el se exponían las situaciones que se planteaban en los diversos Programas de Prejubilación de los trabajadores de Telefónica, llevados a efecto entre los años 1996 y 2000, poniendo de manifiesto diversas situaciones gravosas que padecen los trabajadores prejubilados en la citada empresa.

D) Que con fecha 11/10/01, desde el Gabinete del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales se nos da respuesta con el nº de registro de salida 1.777, y en su párrafo tercero, habla de los coeficientes reductores aplicables a las pensiones de jubilación, remitiéndonos a la D.T. tercera de la LGSS "causa no imputable a la libre voluntad del trabajador".

Por ello continuamos diciendo, que a fecha 30/07/02 la empresa Telefónica, cuenta con una plantilla de 40.907 trabajadores. Que la reducción de plantilla ha sido de 44.020 trabajadores desglosados de la siguiente forma: 15.889 pensionistas; 25.453 prejubilados y 2.678 desvinculados.
Que la aplicación en el tiempo de las diversas modalidades de reducciones de plantillas fueron por: a) convenio colectivo para trabajadores de 55 años en adelante; b) ofertas pactadas con los Sindicatos CCOO y UTS, para edades de 52, 53 y 54 años; c) expediente de regulación de empleo, para trabajadores de hasta 51 años. Todos ellos percibiendo una indemnización por cese en la empresa.
Que la respuesta del Ministerio no clarifica nuestra situación, dado que no pudimos decidir PONER O NO, FIN A LA RELACIÓN LABORAL, si se tiene en cuenta que la empresa decidió libremente reducir inicialmente esos 44.020 trabajadores, y socialmente se la permitió. Por ello del siguiente párrafo de la Ley 35/2002: "la inequívoca manifestación de quien pudiendo continuar su relación laboral y no existiendo razón objetiva que la impida, decida poner fin a la misma", entendemos ser involuntarios en el cese laboral, al haber sido expulsados del mercado de trabajo.

E) En relación con la Ley 35/2002, consideramos que produce nuevos agravios para los Mutualistas que cotizaron antes del 1/1/67, que les obliguen los acuerdos sociales y políticos a jubilarse anticipadamente, el más determinante es la discriminación con relación a los que menos coticen; es decir: un trabajador que cotice 15 años (dos dentro de los últimos) y con 65 de edad, se le reconoce una pensión equiparable a la del que haya cotizado 46 años como Mutualista.

SOLICITAMOS :

A) Que el Ministerio de Trabajo reconozca como INVOLUNTARIAS las Prejubilaciones inmersas en procesos masivos de reducción de plantillas (sea por convenio colectivo, oferta unilateral del empresario u otras).

B) Que el Ministerio de Trabajo, comunique al Instituto Nacional de la Seguridad Social, la situación de involuntariedad de este colectivo y de otros con los mismos condicionantes, para que al solicitar la prestación de jubilación anticipada se les aplique el nuevo coeficiente.

C) Que se equiparen y unifiquen los coeficientes reductores de la Ley 35/2002.

D) Constatarnos que desde ese Ministerio se está llevando una rueda de entrevistas con Asociaciones, y esta no ser convocada, nos sentimos discriminados, por lo que insistimos nuevamente en que se nos reciba.

Le saluda atentamente, quedando a la espera de su respuesta.
León 8 de Noviembre de 2002
Fdo. Manuel Vega Valdés


 


La  Nostra Revista                  

Número 9– març  2003                                                                                9

       

LA OPINIÓN DEL SOCIO

La Asociación no se hace
responsable, ni asume,
necesariamente, las opiniones de sus socios.


Voluntarios a la fuerza y Los lunes al sol
Fèlix Sisó

La Seguridad Social se empeña en demostrar que más de 20.000 empleados de una empresa de este país, han decidido dejar su puesto de trabajo de forma voluntaria. Con esto, la Seguridad Social consigue dejar de pagar entre un 5 y un 10 % de una ya mermada pensión que se ha visto reducida en un 40% como consecuencia de haber tenido que acogerse a la jubilación anticipada a los 60 años, después de haber cotizado más de 40 a las arcas de la Seguridad Social.Hasta hace poco, los afectados que presentaron reclamaciones ante los Tribunales de Justicia, obtenían sentencias favorables, consiguiendo que la reducción de la pensión fuera de un 35%, en lugar de un 40%.Últimamente, y sin saber por qué, -hay quien piensa que se han recibido presiones políticas- los pleitos se están resolviendo en contra de los trabajadores, dándose el caso que los argumentos y las circunstancias de estos últimos, son los mismos de aquellos que obtuvieron anteriormente sentencias favorables.Es inimaginable creer que un colectivo tan grande de trabajadores decida, espontáneamente, dirigirse a la empresa para rescindir su contrato laboral, sin que antes no haya recibido presiones. Lo que sí es cierto es que la determinación de reducir los puestos de trabajo ha partido de la empresa.

Para comprender esta situación recomiendo ver las películas "La Cuadrilla" y "Los Lunes al Sol"Situaciones similares se siguen manteniendo actualmente, creando sensación de inseguridad en los trabajadores activos, a los que se les emplea en trabajos prescindibles y por otro lado se dan trabajos a empresas subcontratadas. Ahora, resulta que para ganar los pleitos, hay que demostrar que la empresa ha realizado amenazas sobre los trabajadores, y yo , con todo respeto, digo a sus Señorías: ¿creen que una de las empresas más poderosas de este país, por no decir que la más poderosa, precisa amenazar a un "currito", empleando técnicas al estilo navajero?. Pues no, Señorías, estas grandes entidades, tienen unos métodos más sutiles y efectivos que la amenaza directa, sin necesidad de mancharse las manos ni tampoco descubrir las marcas sobre los naipes de su hipotética baraja de jugadores de ventaja, para conseguir la huida en desbandada de más de 20.000 trabajadores y con ello obtener, en su momento, pingües beneficios para determinados altos cargos con los resultados de la Bolsa.Si tenemos en cuenta que los trabajadores que reclaman, tienen reconocida una cotización a la Seguridad Social de 40 o más años, es injusto que se les castigue a cobrar sólo el 60% de la pensión que les correspondería si se jubilaran a los 65 años, cuando a los trabajadores que se jubilan a los 65 años, para cobrar el 100% , sólo se les exige el haber cotizado durante 35 años (5 menos que a los primeros). Sólo se me ocurre una explicación a esta discriminación, y es la de castigar a aquellos que tienen una mayor esperanza de vida. Dicho de otro modo: vamos a pagar más a los que cotizaron menos, por que estos tienen más próximo el día final. Así pues, me avergüenza pertenecer a una sociedad en la que la Administración niega a un colectivo unos pequeños beneficios legales obligando a estos a presentar reclamaciones por la vía Judicial, cuando debería ser de estricta justicia que después de haber cotizado durante 40 o más años, se nos reconociera, no las migajas que se reclaman, y que últimamente se nos niegan, sino el 100% de la base reguladora.
Otro como los de "La Cuadrilla" y que pasa "Los Lunes al Sol".

Sobre la voluntariedad o involuntariedad de nuestro cese, consulta la correspondencia con el Ministro Zaplana en la página 8, y sobre la mejora de las pensiones de los jubilados, la 6.

Montepío de Teléfonos
Santiago Ruizaguirre

Cuando te prejubilas te congelan el salario pero si quieres seguir perteneciendo al Montepío deber seguir pagando las cuotas con sus correspondientes aumentos anuales y sin que actualicen o mejoren las prestaciones. Ahora con la "adecuación o reconversión" de la Empresa Colaboradora seguirán cobrando a los activos, prejubilados y pasivos pero nada mejorará (Claro que, como siempre, queda la opción de renunciar a los años de socio y todo resuelto para ellos)
Otro aspecto muy notable es el "centralismo" del Montepío. Sigue teniendo la sede social, sala de reuniones, organización de actividades, etc en Madrid; las excursiones todas tienen su origen en Madrid y todo ello financiado por todos los socios de "provincias", que dicen ellos. ¡Como si Madrid no fuera una provincia!.

Empresa Colaboradora

Primera reacción al preacuerdo

Madrid 3 de marzo de 2003

Estimado compañero:

Se ha firmado un preacuerdo entre Telefónica y los sindicatos CCOO y UGT sobre la alternativa a la Empresa Colaboradora, que representa un recorte sustancial de las prestaciones actuales.
Para los activos, Telefónica asume el coste de la póliza; en el caso de prejubilados y desvinculados se propone una salida con coste parcial de la póliza; y en el caso de jubilados y derechohabientes, la solución es peor, diferente, y Telefónica no aporta nada económicamente.

Los representantes de las organizaciones abajo firmantes rechazamos rotundamente la oferta presentada por discriminatoria, insuficiente e injusta. Si recibes algún escrito de Telefónica con alguna propuesta, no firmes nada hasta tener información por nuestra parte. Estamos comprometidos en conseguir unas condiciones similares a las que disfrutábamos hasta el momento.

Firmado por:
Eusebio de Vicente García
Presidente de la
ASOCIACION TELEFONICA DE MUTUALISTAS
Mariano Chicharro Muela
Representante de la
Confederación Estatal de Asociaciones y Federaciones de Prejubilados y Jubilados de Telefónica
Luis Álvarez Rodríguez
Presidente de
Asociación de Grupo de Mayores de Telefónica


La  Nostra Revista                  

Número 9– març  2003                                                                                      10

       

Opinan los otros afectados

El Colegio de Madrid apoya la continuidad de las colaboradoras

                    

Alain Ochoa. Diario Médico. 21 de febrero de 2003


El Colegio de Médicos de Madrid se sumará a la iniciativa de un sindicato de Telefónica y presentará un recurso contra la decisión de la compañía de darse de baja como empresa colaboradora de la Seguridad Social. También apoyará a la Asociación Madrileña de Médicos de Empresas Colaboradoras en su intento de crear una plataforma de entidades afectadas que negocie con la Administración la continuidad del modelo.

El Colegio de Médicos de Madrid ha pasado a liderar la lucha de los facultativos para mantener en pie el modelo de empresas colaboradoras. Así, el órgano que preside Juliana Fariña presentará un recurso de alzada contra la petición de Telefónica de cesar como colaboradora, que se sumará a los 7.000 presentados por trabajadores de la compañía a instancias de Alternativa Sindical de Trabajadores (AST), la segunda fuerza de la firma en el ámbito madrileño.


Según explica Alvaro Barreiro, de AST, el paso que han propiciado es previo al recurso contencioso-administrativo, que también pretenden utilizar como herramienta para dilatar la desaparición de esta empresa colaboradora, "que no será efectiva mientras quede viva la vía judicial".
La presidenta del colegio y el representante sindical han hecho estas declaraciones en una asamblea convocada por la Asociación Madrileña de Médicos de Empresas Colaboradoras (Ammec). Su presidente, Gabriel González Navarro, ha recordado que en 2002 ya causaron baja en el modelo la ONCE y La Caixa. El temor es que Telefónica arrastre a otras.

Para evitarlo, a los recursos se sumarán otras iniciativas. Por una parte, CCOO y UGT han solicitado al consejero de Sanidad de Madrid, José Ignacio Echániz, una reunión con las

partes afectadas antes del 15 de marzo, con la amenaza de pasar a las movilizaciones si no son recibidos. Ambos sindicatos se han mostrado a favor de mantener y extender el modelo.

Además, Juliana Fariña ha apoyado a la Ammec en su intento de constituir una plataforma de entidades afectadas para negociar con las administraciones estatales y regional. La presidenta del colegio ha fijado un plazo de ocho días para que las organizaciones interesadas se sumen a la plataforma, con la idea de que la primera reunión pueda celebrarse a principios de marzo y se remita a las autoridades implicadas un comunicado antes de que finalice ese mes. Los receptores del texto serán, además de los ministerios de Trabajo y Sanidad, la propia Telefónica, el consejero madrileño y el presidente regional, Alberto Ruiz-Gallardón.

El futuro del modelo depende en gran medida de lo que ocurra en Madrid, ya que la mayoría de los beneficiarios se concentran en esta región. Echániz no sólo ha apoyado públicamente esta fórmula sino que la autonomía la utiliza para atender a parte de sus trabajadores (ver DM del 12/12/02). Además, el Plan de Calidad recoge el compromiso de buscar una solución urgente al modelo.

Sospechas
González Navarro ha señalado que "la deuda del Estado se arrastra desde 1998. ¿Por qué hasta ahora Telefónica no ha hecho nada? Quizá quieren que desaparezca la colaboradora para ocultar una mala gestión o porque beneficia a ciertos intereses, los de las aseguradoras". La Caixa, en efecto, ha recurrido a un seguro privado para sus trabajadores y Telefónica pretende seguir los mismos pasos a través de Antares, según facultativos de la colaboradora. No obstante, el seguro privado no cubriría la prestación farmacéutica ni, posiblemente, la asistencia de los jubilados.
(...) "se trata de un modelo integral, que es eficiente y no perjudica a terceros. Lo que ocurre es que el sistema público será bueno, pero el usuario escoge otro en cuanto se le ofrece esa posibilidad, como demuestra el caso de MUFACE. Y eso asusta a los políticos. No hay, pese a las declaraciones de unos y otros una verdadera voluntad de modernizar el sistema. La Administración lo mantiene, pero en condiciones precarias, matándolo de inanición".
Precisamente por ello, José Luis Mora, del sindicato CCOO, ha señalado que "si nadie paga a estas empresas el dinero que se les debe, abandonarán el modelo, y es lógico. La única forma de garantizar la continuidad de las colaboradoras es obligar a la Administración a negociar".
Ahorro. La presidenta del Colegio de Médicos de Madrid, Juliana Fariña, también ha resaltado que el sistema "da buenos resultados y no es más caro que el público". Según los datos de Ammec, el pago aprobado a las colaboradoras en 1998 a través de los presupuestos del Estado fue de 148,33 euros (24.680 pesetas) por ciudadano atendido y año, cuando la cantidad destinada por el Insalud era entonces de 691,16 euros (115.000 pesetas).
(...) Las empresas colaboradoras calculan que el Estado les debe 480 millones de euros (80.000 millones de pesetas). Desde el inicio del modelo, en 1966, las compañías que se sumaban a él financiaban la asistencia prestada mediante las cotizaciones de la Seguridad Social de sus empleados. No obstante, en 1998 el Pacto de Toledo estableció que dichas cotizaciones se destinarían a pensiones y que la sanidad se financiaría a través de los Presupuestos Generales del Estado, por lo que la Administración central aprobó en ellos una partida para compensar a las colaboradoras. Pero no se hizo en años sucesivos, lo que ha llevado a que se acumule la deuda y a que el futuro sea cada vez más confuso, sobre todo tras las transferencias. Las colaboradoras y la asociación de médicos afectados en Madrid quieren negociar una reforma del sistema que garantice su viabilidad.

 

          


La  Nostra Revista                  

Número 9– març  2003                                                                                 11

               

   Colorín colorado

Amable Álvarez

Éase una vez en tiempos de Maricastaña un joven de nombre Ingenuo, al que don Telesfónico citó para una entrevista. (Toc- toc/Adelante.Siéntese). Don Telesfónico, con la mirada perdida en lo que parecía un currículum y sin mirar a Ingenuo, diole la enhorabuena: Acaba usted de conseguir el privilegio de incorporarse como productor a una gran empresa, qué digo empresa, una gran familia a la que todos, desde su presidente hasta la más joven mensajera, llamamos "la Compañía". ¿Qué le parece, señor Iluso? Porque usted se llama Iluso, ¿no es cierto?. Sin esperar respuesta y sin mirarle a la cara, continuó: Bueno, y ¿qué espera usted de nuestra Compañía?. Pasóle el brazo por los hombros, apretólo contra sí en actitud paternalista, y, sin mirarle a los ojos, siguió: ¿Un trabajo para toda la vida?. Lo tendrá. ¿Seguridad para usted y los suyos en caso de enfermedad? La tendrá. ¿Una vejez sin sobresaltos? La tendrá. Todo esto lo tendrá a poco que colabore, señor Iluso,Porque usted se llama Iluso,¿no es cierto? Y el pobre Ingenuo, que no se llamaba Iluso pero lo era, creyó a pies juntillas todo lo que don Telesfónico le dijo sin mirarle a la cara, pensó que los dioses estaban con él, se levantó y, contento como unas castañuelas, salió tras una orden de don Telesfónico. Alguien le explicó que la Compañía, por interés propio (pero eso a él le importaba tres pepinos) tenía conciertos con la Seguridad Social, a la que suplía en la asistencia sanitaria y en el pago de las jubilaciones, plasmados en la Empresa Colaboradora y en la ITP.

Y pasaron muchos años sin que nada pasara, e Ingenuo, en su candidez, creyó que don Telesfónico era un hombre de palabra y que su dicha no tendría fin, pero, mira por dónde, un buen día recibió una carta de don Telesfónico en la que le decía, más o menos, que la Compañía no podía hacer frente a lo que llamaban la ITP porque siendo muchos los que salían y pocos los que entraban, carecía de futuro. Y, a cambio de eliminarla, le ofrecía esto. Ingenuo y los Sindis no estuvieron de acuerdo y armaron la de dios. Entonces don Telesfónico y un Sindi se pusieron de acuerdo y ofrecieron esto y esto. Pero Ingenuo y los otros Sindis tampoco estuvieron de acuerdo y volvieron a montar la de dios.
Pero don Telesfónico y los Sindis principales se pusieron de acuerdo, y le ofrecieron esto, esto y esto . O nada. Esto, esto y esto era un plan de pensiones, en el que participarían don Telesfónico y los Sindis, y que, invirtiendo aquí, allá y acullá, acabaría dando tanto, tanto y tanto cuando Ingenuo llegara a la jubilación. Cansado de luchar, acabó claudicando, y como era Ingenuo, creyó que el plan, puesto que la bolsa funcionaba, le iba a dar, efectivamente tanto, tanto y tanto, para hacer esto, eso y aquello.

Y pasaron algunos años sin que nada pasara: un trabajo seguro, una asistencia sanitaria correcta y un plan de pensiones lanzado... Pero un mal día sale en la prensa que don Telesfónico pretende eliminar equis miles de puestos de trabajo. Don Telesfónico, por supuesto, lo niega. Pero, mira por dónde, un día para olvidar, Ingenuo recibe un carta de don Telesfónico, en la que, más o menos, le dice que la Compañía debe adaptarse a la nueva cultura empresarial y a los embates de la competencia y que sólo será viable si Ingenuo la abandona a cambio de tanto. Ingenuo, que aún es y se considera joven y que está dispuesto a adaptarse a lo que sea, discrepa. Los Sindis también, porque no se ha contado con ellos. Don Telesfónico abandona su aire paternalista y amenaza, de una forma sibilina, pero amenaza. Los Sindis sólo pueden montar escaramuzas porque Ingenuo no los sigue, escarmentado y quemado por el papel de aquellos en el fiasco de la ITP. Y muchos compañeros de Ingenuo, unos por hache y otros por be, dejan la Compañía.

Y no pasó ni un año sin que nada pasara, y don Telesfónico volvió a la carga, pero esta vez del brazo de los Sindis.Y le ofrecen a Ingenuo tanto y tanto por abandonar. Y en el tanto y tanto no entra la aportación de la Compañía al plan de pensiones, que queda congelado, como congelado se queda Ingenuo. El ambiente se ha enrarecido, la Compañía ha dejado de ser la gran familia pretendida por don Telesfónico, las condiciones mejoran ligeramente las anteriores, el futuro se vislumbra incierto, el fatalismo de que nada se puede hacer se apodera de la mayoría... Total, que Ingenuo claudica otra vez. Reflexiona que hasta los 60 años podrá ir tirando con la indemnización y después tendrá que tirar del plan de pensiones, que sigue viento en popa y que, como le prometieron, le va a dar tanto, tanto y tanto cuando se jubile. Y el pobre Ingenuo, que así se llamaba y lo era, y que un día creyó que el plan sería el complemento de su pensión, deduce que en cinco años se lo va a pulir. ¡Menos mal que don Telesfónico le ha asegurado la asistencia sanitaria de por vida!.

Y pasó un suspiro sin que nada pasara, y llegó un momento en que los vientos financieros comenzaron a soplar al revés y las previsiones de multiplicar por equis el plan de pensiones están lejos de cumplirse. Ingenuo, constata, desesperado, cómo su plan se tambalea. Él, Ingenuo, ¡ay!, que se creyó el cuento de la lechera, observa ahora el cántaro hecho añicos. Pero los gestores del Plan le dicen que tranquilo, que es el mejor administrado y que volverán las oscuras golondrinas de tu balcón... y blablablá, blablablá, blablablá... Y la moral de Ingenuo, como el plan, comienza también a tambalearse.

Y pasó nada sin que nada pasara y... lo que le faltaba: don Telesfónico se ampara en una supuesta deuda de la Seguridad Social con él y en un dictamen del Ministerio de Trabajo para liquidar lo que hace tiempo pretendía: la Empresa Colaboradora y el modelo sanitario pactado. Don Telesfónico está negociando (sí, esta es la palabra) de nuevo con los Sindis y ni para el uno ni para los otros cuenta la opinión de Ingenuo. Y el 27 de febrero, llegan a un preacuerdo y en el cambio, como siempre, Ingenuo sale perdiendo. Pronto recibirá una póliza en la que deberá firmar aquí y aquí si quiere esto y esto. Y si esto y esto no le parece bien, nada.
El 28 de febrero, camino del CAP para solicitar médico de cabecera, llega a sus oídos la canción de moda No me llames iluso en el coche de un horterilla, e Ingenuo recuerda que así lo bautizó don Telesfónico en tiempos de Maricastaña,aquel día que, sin mirarle a la cara y pasándole un brazo sobre los hombros, le habló de una gran familia, y le prometió trabajo para toda la vida, seguridad en la enfermedad para él y los suyos y una vejez sin sobresaltos. Sin pretenderlo, aquel viejo paternalista (ahora se le ocurre algo más gordo, pero no es su estilo) acabó, maldita sea, dando en el clavo.
Y colorín colorado, este cuento ¿se ha acabado?

Retardar l'edat oficial de jubilació no servirà de res si no es posen traves a les jubilacions anticipades. (...) és il·lògic seguir subsidiant una sortida obligatòria del mercat laboral i al mateix temps tractar de preservar els sistemes de pensions públics. Resulta encara més irracional en vista dels modestos efectes que tenen els plans de prejubilacions anticipades sobre l'atur. Prescindir dels treballadors més grans i cars no ha ampliat l'ocupació juvenil (Alain Jousten, professor d'Economia de l'Universitat de Lieja. El Periódico de Catalunya, 20 de desembre de 2002).

 


 

La  Nostra Revista                  

Número 9– març  2003                                                                                  12

       

Empresa colaboradora

 

PREACUERDO SOBRE NUEVO MODELO SANITARIO

En Madrid, a veintisiete de febrero de dos mil tres.

REUNIDOS

De una parte: D. JESÚS VESPERINAS PUNZÓN, Secretario General CC.OO. Sector Telecomunicaciones y D. BLAS CALERA RAMÍREZ, Secretarlo Federal Sector Comunicaciones de U.G.T.
Y de otra: D. PLÁCIDO FAJARDO LUPIAÑEZ, Director General de Recursos Humanos y D. ALBERTO CASES COSTA, Director de Área de Relaciones Laborales y Provisión, en nombre y representación de TELEFÓNICA DE ESPAÑA, S.A.U.

EXPONEN

El 30-12-02 se dictó Resolución por la Dirección General de Ordenación Económica de la Seguridad Social del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, por la cual se notificaba que a partir del 1-1-03 quedaría sin efecto la autorización administrativa concedida a Telefónica de España, S.A.U. para colaborar en la gestión del Régimen General de la Seguridad Social, en relación con la asistencia sanitaria e incapacidad temporal, derivadas de las contingencias de enfermedad común y accidente no laboral (apartado b, artículo 77.1 Ley General de Seguridad Social) respecto de todo su personal. Excepcionalmente y para las Comunidades Autónomas de Madrid y el País Vasco, el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales estableció en su Resolución que la efectividad del cese en la citada autorización tendrá lugar, como máximo, el 30 de junio de 2003. Posteriormente y con fecha 31-1-03 la citada Dirección General de Ordenación Económica de la Seguridad Social ha dictado nueva Resolución por la que se establece un plazo transitorio máximo de suspensión de dos meses, a los efectos del cese, que vence el día 28-2-03, para que todas las Comunidades Autónomas, salvo País Vasco y Madrid, asuman las prestaciones correspondientes a la asistencia sanitaria a que hace referencia la Resolución inicial de 30-12-02 del mismo Organismo. Dado lo expuesto, ambas partes son conscientes de que, a la vista de las resoluciones mencionadas del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, y en base a las causas y motivos contenidos en la misma, el modelo de asistencia sanitaria existente en Telefónica de España, S.A.U. hasta la fecha ha finalizado su vigencia. En este sentido, se están llevando a cabo por parte de Telefónica de España. SAU. las gestiones oportunas ante tos Organismos correspondientes de cada Comunidad Autónoma, para que se produzca de manera ágil y eficaz la continuidad de las prestaciones sanitarias en las instalaciones de la Red Sanitaria Pública a todo el personal afectado. Por ello y dada la situación actual de la Empresa Colaboradora en los términos antedichos, la Dirección de la Empresa y las Organizaciones Sindicales firmantes han venido negociando una solución complementarla para tos distintos colectivos que venían recibiendo asistencia sanitaria a través de la misma, habiendo asumido ambas partes el compromiso de buscar una solución satisfactoria, lo antes posible, dadas las fechas en que nos encontramos y la inmediatez con que se ha producido el cese de la colaboración por parte de la Administración. En base a cuanto antecede y en el marco de la negociación mantenida por ambas partes en la búsqueda de una solución que permita complementar las prestaciones sanitarias ofrecidas por el sistema público de salud, ambas partes acuerdan suscribir el presente
PREACUERDO

PRIMEROLa Dirección de la Empresa se compromete a suscribir tan pronto como sea posible una o más pólizas, según sea preciso, de asistencia sanitaria complementarla del sistema público de salud con la entidad de Seguros de Vida y Pensiones Antares, S.A. con el alcance y características que a continuación se especifican según los distintos colectivos afectados, a cuyo efecto se incorporan como Anexo al presente documento las Condiciones Generales y Particulares comprensivas del catálogo de prestaciones vinculadas a cada colectivo:

A.- ActivosLa Empresa se hace cargo del coste de la Póliza correspondiente a los empleados en activo, sus cónyuges e hijos hasta que cumplan la edad de 21 años, siempre y cuando figuren como beneficiarios del titular en la cartilla de la Seguridad Social. El resto de los hijos que asimismo figuren como beneficiarios, se podrán incorporar a la misma Póliza, siendo, en este caso. por cuenta del empleado el coste correspondiente.Con Independencia de lo anterior, ambas partes se comprometen, dentro del ámbito de la próxima negociación colectiva, a buscar fórmulas o alternativas que permitan facilitar la incorporación de estos últimos en condiciones lo más parecidas posibles al resto de los hijos menores de 21 años.

B.- Prejubilados y DesvinculadosPara el colectivo que actualmente se encuentra en situación de prejubilación y desvinculación y en tanto ostenten dicha condición, la Empresa asumirá el coste de un porcentaje del 40% del total global de la Póliza del citado colectivo cuyas características serán semejantes a la de los activos. Dado que la adscripción a esta Póliza es totalmente voluntaria, el anterior compromiso está condicionado a que se adhieran a la Póliza en torno al 75% de este colectivo y ello, por que de no alcanzarse la cifra mencionada es inviable su mantenimiento con las características y en las condiciones económicas previstas inicialmente para la misma. En tal sentido, y para el supuesto de que el porcentaje alcanzado fuera Inferior, sería preciso un nuevo estudio de costes que permitiera delimitar otra alternativa.A tal fin, la Empresa se dirigirá a lo largo del mes de marzo a los prejubitados y desvinculados susceptibles de incorporarse a la citada Póliza para informar de la misma y obtener su adhesión, teniendo en cuenta que, a tales efectos, no se consideran incluidos en esta oferta aquellos prejubilados o desvinculados que obtengan rentas adicionales por realizar actividades o trabajos que les impidan suscribir el Convenio Especial con la Seguridad Social.

C.- Jubilados y DerechohabientesEn relación con el colectivo que actualmente se encuentra en esta situación, ambas partes son conscientes de las dificultades con que este grupo de afectados se encuentra a la hora de acogerse a un seguro de salud complementarlo, no solamente por el alto coste de este tipo de pólizas de asistencia sanitaria, sino también por los requisitos previos que toda entidad que opera en el mercado ofreciendo estos productos exige, como son la preselección de riesgos, los períodos de carencia, etc., llegando incluso a producirse la imposibilidad de incorporación de los afectados a cualquier póliza de estas características.Por ello la Empresa se compromete a hacer el máximo esfuerzo posible en la búsqueda de alternativas que permitan una prestación de servidos dirigida especialmente a este colectivo, al objeto de, por una parte, dar continuidad a tos profesionales médicos y proveedores que actualmente atienden a este colectivo, a fin de que se produzca su contratación y por otra, ofertando un producto que, de manera global, pueda resultar de interés para los alertados, comprometiéndose asimismo Telefónica de España, S.A.U. a intensificar dicho esfuerzo, para facilitar la asunción por parte de estos, de los costes derivados de una alternativa de las características citadas.Tan pronto como Telefónica de España, S.A.U. conozca la fórmula definitiva a ofertar a este colectivo, se dirigirá inmediatamente al mismo, para informarle y obtener su adhesión voluntaria; todo ello a fin de conocer el número de los que opten por acogerse al modelo de prestación de servicios que se concrete, debiéndose especificar en todo caso que el mínimo necesario para que resulte viable se estima que puede estar en tomo a los 5.000 usuarios. Una vez definido el producto y sus condiciones quedaría incorporado como adeuda a este preacuerdo.

SEGUNDODadas las fechas en las que nos encontramos, puesto que el período transitorio anteriormente citado finaliza el 28-2-03 para todas las Comunidades Autónomas salvo para Madrid y País Vasco y teniendo en cuenta que todos los colectivos recibirán la asistencia sanitaria pública a partir de las fechas mencionadas en la Comunidades de que se trate, ambas partes son conscientes de las dificultades que supone el cierre definitivo del modelo de Empresa Colaboradora, sin que haya entrado en vigor aún la póliza de seguros mencionada en el punto primero. Por ello, la Empresa asume en el ámbito de todas las Comunidades Autónomas, a excepción de la de Madrid y País Vasco cuyo periodo transitorio finaliza el 30-06-03, el compromiso de mantener para todos los colectivos afectados, activos, prejubilados/desvinculados y pasivos/derechohabientes, las prestaciones de atención sanitaria complementaria, en términos semejantes a las actuales, y ello hasta que se materialice la puesta en práctica del nuevo sistema basado en la citada póliza de los activos y de los prejubilados/desvinculados que la suscriban, o bien porque se desestimen las propuestas planteadas, según los colectivos afectados.Este compromiso se mantendrá hasta la fecha de efectos que se determine en las correspondientes pólizas de seguro o de prestación de servicios, sin que en ningún caso puede extenderse más allá del día l de mayo de 2003.